Posted by : andres ceballos viernes, 20 de junio de 2014



Este es un mundo de opuestos, para cada ying hay un yang, para cada oveja hay un lobo,  si hay felicidad, debe existir la tristeza, y podría sacar muchos más ejemplos, pero como el titulo lo indica, nos concentraremos en la ingeniería civil, así que hay que ponernos a pensar ¿Cuál es aquí opuesto que se contrapone a la ingeniería, que o quien es su némesis?


Para responder esta pregunta, pensemos que es lo que es la ingeniería civil, sin profundizar tanto (porque creo que ya lo tienes claro),  la ingeniería civil permite a través de sus prácticas el diseño y la construcción de múltiples tipos de estructuras, cuyo único fin es el de satisfacer una necesidad humana altamente demandada (piénsalo, las casas y los apartamentos sustentan la necesidad de una vivienda, los puentes y vías la de transitar de un punto A uno punto B, etc.), ahora, pensemos que posibles altercados pueden ocurrir durante los puntos clave de todo este proceso:

  1. Estudios: no podemos hacer algo si no sabemos lo que estamos haciendo, debemos conocer el lugar en donde se hará la estructura (el tipo de suelo, las condiciones climáticas, la topografía del terreno, etc.), y así mismo el tipo de geometría previamente planteada para el proyecto. Con todo esto podemos hacernos una mejor idea de donde comenzar a planear el diseño y la posterior construcción de la obra.
  2. Diseño: antes de meter manos a la obra, hay que meterlas en lápiz y papel, o mejor dicho, en Sap2000 y Excel,  independientemente de la técnica y el software que se emplee, debemos asegurarnos en esta fase de obtener un diseño que garantice no solo ser económicamente viable (el dinero no crece en los arboles) sino también que sea resistente a las condiciones que puedan presentarse, siguiendo claro la normatividad existente.
  3. Construcción: su nombre lo dice todo, manos a la obra, a excavar, traer materiales, preparar concreto, formaletas, acero, etc.
  4. Puesta en funcionamiento: Ya todo está listo para que el público la utilice y pueda ver satisfecha su necesidad.

Después de todo esto, que es lo peor que le puede pasar a una obra?? Tic tac tic tac tic tac, TIEMPO, lo peor que le puede pasar es… QUE SE CAIGA, si, que se derrumbe y no quede de ella más que escombros, si presenta un leve deterioramiento, esto al menos tiene arreglo, pero si se cayó, es el fin, no solo para la estructura, sino para las personas que la estaban usando.

Sabiendo lo que hace la ingeniería y lo peor que le puede pasar, queda una pregunta:

¿Quién/Que es el responsable?.

Si se comete un error en una de las anteriores fases Y PASA DESAPERCIBIDO, esto puede llevar a una seria catástrofe, entonces, en un principio, se puede decir que es el HOMBRE, verdad?. La verdad es que no siempre, y en buenas prácticas de ingeniería, este tipo de errores es prácticamente extraño (amenos que no haya corrupción de por medio, pero esa es otra historia}, entonces, que más puede causar tal desastre??.

No sé si lo hayas pensado antes (probablemente no), pero toda obra de ingeniería (y en general todo producto del hombre) va de la mano con la naturaleza que la sustenta, entonces, que pasa si este segundo actor actúa de forma inesperada??. Ahí está nuestro mayor némesis: LO INESPERADO. Porque?? Te lo voy a explicar.

Una obra de ingeniería, como un edificio, puede ser tan resistente como se nos antoje, pero eso implicaría mayores costos (repito, el dinero no crece en los árboles, y mucho menos en los bolsillos), por tanto, debemos asegurarnos de que la estructura sea capaz de soportar los fenómenos MAS PROBABLES que puedan presentarse, y con eso basta. Por ello si en algún momento se llega a presentar un fenómeno natural de escalas nunca previstas, nada se puede hacer. Un testigo de ello es Japón, que con el Tsunami de 2011, comprendió que debían mejorar su normatividad y sus prácticas de ingeniería para evitar que esta catástrofe vuelva a ocurrir.


CONCLUSIÓN:

Las estructuras se fabrican para soportar los fenómenos críticos más probables que puedan ocurrir, pero existen numerosos casos en los cuales las fuerzas de la naturaleza conspiran para actuar de una forma nunca antes prevista, muchas veces, con consecuencias fatales. Lo único que se puede hacer frente a tal calamidad es mejorar y garantizar que no se vuelvan a presentar estos desastres.

¿PREGUNTA?

¿Existe algún otro posible némesis en la ingeniería civil?



2 Responses so far.

Etiquetas:

choose your language

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Populares:

Escrito por Andrés Ceballos © Todos los derechos reservados C. Berna 1886, L23/1892 . Con tecnología de Blogger.

-Escrito por Andres Ceballos - Copyright © SABER ingeniero- derechos reservados - C. Berna 1886. L23/1892 -Metrominimalist- Powered by Blogger - Diseñado por Johanes Djogan -